17 sept. 2014

Urnas magnéticas para miniaturas

Llevaba tiempo queriendo pintar las miniaturas que tengo almacenadas, pero no sabía qué hacer con ellas cuando estuvieran terminadas. En mi situación actual, tengo el espacio justo y no puedo instalar una vitrina donde colocarlas. Tras un tiempo cogiendo polvo en los estantes, se me ocurrió una solución: las urnas que se utilizan para proteger a los coches de colección.

A la izquierda una urna magnética terminada, a la derecha la original.
Mi idea es proteger del polvo las miniaturas, permitir almacenarlas más cómodamente y poder cambiarlas de sitio con facilidad.

Mis ingredientes para la receta son:

El primer paso es eliminar la guía de anclaje de los coches. La forma más sencilla es poner la peana boca abajo y cortar siguiendo la forma. Hay que dar varias pasadas e ir con cuidado para no cortarse.

Apendicectomía completada con éxito.
Tras el corte, se deja la superficie lisa limando los bordes de la guía. Además, puede venir bien arañar la superficie para que el pegamento agarre mejor.

¿Dónde he puesto mi armadura?
Limo los bordes de la plancha de metal y lo pego a la peana con loctite. 

Listo para la batalla.
Dejo que el pegamento seque durante una noche, porque el pegamento genera unos vapores que pueden manchar el metacrilato de la urna. Mientras tanto, podemos preparar unas cuantas miniaturas.

Imanes: 6x2mm, 4x1mm y 3x1mm
Dependiendo del tamaño y el material de la figura, utilizo imanes de un tamaño u otro, o incluso varios, si es muy pesada. Los pego en la peana intentando aproximarlos al centro de gravedad de la figura.

Murieron con las botas puestas.
Avanzamos nuestra máquina del tiempo unas horas al futuro y ya tenemos todo bien pegado. Sólo queda colocar las miniaturas y comprobar que no se caerán al manipular las urnas.

Imágenes rodadas por especialistas en circuito cerrado.

"Me estoy empezando a marear"
Listo, ya puedo colocar las miniaturas pintadas en sus urnas. Las urnas se pueden apilar porque la peana encaja en la vitrina inferior, así que puedo aprovechar al máximo el espacio.

Muy bien listillo, ¿qué vas a hacer ahora con el gigante?
Seguro que muchos de vosotros tendréis vuestras vitrinas llenas de objetos mágicos y criaturas fantásticas, pero espero que sirva de ayuda para aquellos que tengáis el espacio justito.